Los sistemas MES y MOM serán tus principales aliados si lo que quieres es modernizar tu planta de operaciones, hacerla más sostenible, eficiente, competitiva y moderna al tiempo que aumenta su eficacia y su rendimiento. Todo beneficios, no exentos de trabajo pero para conseguirlos. La implementación de estos sistemas te permitirá hacer una gestión más efectiva de las operaciones que se suceden en planta en un tiempo razonable.

¿Cómo se traducirá todo eso? Obviamente en beneficios. También en una mejora de la calidad del servicio ofrecido y del producto final.  Además te permitirán estar medianamente preparado para los nuevos retos que cada uno de nosotros enfrenta en su sector.

Las 3 P: previsión, planificación, productividad

Estas tres palabras deben ser el mantra de cualquier empresa. Los sistemas MES y MOM serán esenciales para anticipar posibles situaciones de riesgo, detectar fallos en determinados procesos, planificar tareas,  y en definitiva, para mejorar la productividad en tu empresa. El tener toda la información disponible al momento y actualizada, una de las funciones habituales de los M.E.S. y los M.O.M es fundamental para poder prever, identificar y solucionar las posibles incidencias antes de que se conviertan en problemas mayores.

Otro de los beneficios a medio-largo plazo, de instalar un sistema MES o MOM  es poder realizar acciones de simulación, una función que permite anticiparse a los potenciales fallos.

Menos esfuerzos, más beneficios

Confiar algunas de los procesos más técnicos, mecánicos y automatizados a estos sistemas, especialmente diseñados en función de las prioridades y las necesidades de tu planta de operaciones, te ayudará a reducir el esfuerzo del personal de la planta. Se trata de descargar al personal de aquellos procesos que pueden ser automatizados para dar prioridad a otros más complejos e importantes. Lo cual mejorará la proactividad de todo tu equipo.

Competitividad y normativa

Los sistemas MES y MOM  nos permitirán hacer nuestra planta de operaciones más efectiva y competitiva. Eso sí, sin dejar a un lado el cumplimiento de la normativa. Y es que estos softwares están especialmente diseñados para adaptarse a la normativa vigente en cada momento. Se pueden actualizar en función de nuestras necesidades, instalando poco a poco las funcionalidades que necesite nuestra planta.

Gestión de recursos = rentabilidad

En otros posts hablábamos sobre la necesidad de hacer un buen uso del consumo de energía en nuestra planta. Una buena gestión energética, eficaz, sostenible y amable con el medio ambiente es fundamental para conseguir mejoras en la productividad y aumentar los beneficios. Vamos camino de plantas de operaciones verdes que sean respetuosas con el medios ambiente y que reduzcan el gasto de energía. También  el aumento de las energías renovables y la correcta gestión de residuos se postulan como los ejes principales de la revolución verde que acabará alcanzando a todas las empresas. ¿Porqué no nos anticipamos?

¿Aún no estás convencido de la importancia de instalar un sistema MES o MOM  en tu planta de operaciones? Identifica las necesidades de tu empresa, tus objetivos generales y concretos y la meta final a la que quieres llegar. Piensa en las ventajas de tener un sistema que te permita automatizar procesos, anticipar situaciones, resolver conflictos, detectar fallos en los procesos. La Cuarta Revolución Industrial ya está aquí.

Es la hora de la digitalización, ¿te vas a quedar atrás?