¿Qué es un sistema MES (antiguamente CIM o últimamente MOM)?

Los Sistemas MES (Manufacturing Execution Systems en inglés) son plataformas de software enfocadas a ayudarnos en la gestión de las operaciones de nuestra planta manufacturera. Permiten monitorizar los procesos de producción de nuestras plantas industriales con el objetivo de mejorar la productividad, o la eficiencia, entre otros ratios. Estos sistemas permiten que las actividades operacionales se ejecuten de manera más efectiva, consumiendo a la larga menores recursos. Son herramientas que nos ayudan a intentar maximizar el rendimiento del proceso productivo a través de la automatización de los procesos manuales en el ámbito de las operaciones de la planta (producción, calidad, mantenimiento y logística)

Sin embargo, y tal y como se afirma en este artículo de la revista Electro Industria, “esto en sí, no es una novedad. Son procedimientos que siempre se han intentado aplicar en todo proceso de operaciones. La novedad es la forma de hacerlo”. La digitalización y la automatización permiten olvidarse de auditorías externas, cálculos manuales, boletines de trabajo en papel, y otros procedimientos del siglo pasado.

La fabricación digital (digital manufacturing) se fraguó a inicios de los 70 del s.XX. a raíz de la publicació “Computer Integrated Manufacturing” de Dr. Joseph Harrington. Los sistemas MES nacieron en los años ochenta (entonces se hablaba de sistemas CIM, Computer Integrated Manufacturing en inglés) Los primeros modelos fueron desarrollados en la Purdue University (Indiana, Estados Unidos). En los años noventa, el sistema se desarrolló para poder hacer producciones en masa. Actualmente se han incorporado estándares y controles más eficientes y desarrollados. Esto ha permitido reducir el coste de la implementación de estos sistemas y los ha hecho más eficaces.

En los últimos 3-4 años se empieza a hablar de sistemas MOM (Manufacturing Operations Management en inglés), empujado por los principales actores multinaciones del sector (fabricantes y consultoras).

Beneficios de la implementación de los sistemas MES

Los beneficios son muchos y variados. La implementación de este sistema en nuestras plantas nos permitirá:

  • Reducir el esfuerzo de nuestro personal en planta.
  • Tener la información en línea, centralizada, actualizada y disponible en cualquier momento.  
  • Hacer una gestión de nuestras operaciones más efectiva.
  • Anticiparse a posibles averías o situaciones adversas que pueden retrasar la producción.
  • Realizar configuraciones preventivas, planificar y simular situaciones.
  • Mejorar la proactividad de nuestros empleados y reducir así, los plazos de entrega.
  • Mejorar la gestión y el control de nuestros inventarios y hacer más efectivo el control de suministro de todos nuestros materiales (materias primas, productos intermedios o acabados)
  • Poder hacer correcciones en tiempo real de nuestra producción ante determinados eventos comerciales, de mantenimiento, operativos u otros. Lo cual nos permite directamente flexibilizar los procesos.
  • Cumplir debidamente con la normativa de nuestro mercado, fundamental hoy en día.

Objetivo: eficacia, productividad, rentabilidad y rendimiento

La monitorización en tiempo real (o no, según sea nuestra necesidad) de los procesos de producción permite ser más eficaces, más productivos y conseguir una mayor rentabilidad y rendimiento.  Tanto durante el proceso como en el resultado final. Con la instalación de un sistema MES se consiguen unas mejoras operativas fundamentales. También se reducen los costes de producción.  Además, se mejora la calidad de nuestros productos y todo ello hace indirectamente que nuestra empresa se vuelve más competitiva. Con los años la tendencia en la instauración de los sistemas M.E.S ha ido madurando y pasa por la implantación de productos M.E.S. estándares de mercado. Para ello, es recomendable realizar un estudio exhaustivo de las necesidades de nuestra planta y fijar los objetivos que se quieran obtener, antes de lanzarse a la implantación del sistema.

Nuestro trabajo

Y este mundo es precisamente en el que llevamos años trabajando.  Ayudamos a nuestros clientes que dispongan desde sencillos sistemas de gestión de indicadores hasta sistemas MES multiplanta de mayor o menor complejidad. El conjunto de los sistemas MES vivos en nuestros clientes,  incorporan la mayor parte de funcionalidades que se le requieren a un sistema de operaciones: desde gestión de materiales, integración horizontal y vertical con el resto de sistemas industriales, trazabilidad completa, gestión de mantenimiento de primer nivel, gestión de órdenes, gestión de calidad, o gestión energética, entre otros. En Mesure Systems escogemos las mejores herramientas del mercado M.E.S. así como su escalado, en base a las necesidades de nuestros clientes. Nuestra experiencia y aproximación a este tipo de proyectos les ofrece garantías de éxito, y el cumplimiento de los objetivos iniciales marcados